Procesia

19.07.2019 / Noticias

¿Es difícil cumplir la norma europea sobre datos?

¿Es difícil cumplir la norma europea sobre datos?

JOSÉ LUIS DOVALE SANTAMARÍA – Experto en Protección de Datos de Procesia

Si al entrar al túnel, casi de forma automática busca con la mirada la señal circular de borde rojo y un número (velocidad máxima), de inmediato, levanta el pie del acelerador y pone el coche a 80 km/h. ¿Por qué? ¿Prioriza las medidas de seguridad y sabe que al aumentar la velocidad aumenta el riesgo de accidente? ¿Es buen ciudadano y respeta las normas? ¿O definitivamente, no quiere una multa?

Cualquiera que sea su razón personal, no está exento del cumplimiento de las normas de circulación y, por ende, de la correspondiente penalización si la infringe (aunque no se entere de que lo hizo hasta un mes después).

Si no ha estado viviendo en una cueva en los últimos meses, habrá escuchado hablar del Reglamento General de Protección de datos (RGPD) del Parlamento Europeo, de obligatorio cumplimiento para todos, o, por lo menos, habrá sufrido las ventanas emergentes que empezaron a mostrarse en todas las páginas web solicitando su consentimiento para “algo” (¡Sí, eso a lo que le da ‘aceptar’ sin leer!). Incluso si no realiza ninguna actividad económica que involucre el tratamiento de datos personales de otros, le concierne, pues le concede derechos adicionales que puede ejecutar cuando se entere o sospeche de que alguien está “compartiendo” sus datos personales para que le llamen a venderte cosas que no necesita a las horas menos oportunas. (Sí, es personal.) (…)

Leer artículo de opinión completo

Publicado el 10/12/2018 en www.cincodias.elpais.com