A las puertas de las Navidades, el gasto de las familias se dispara y cada vez son más las que optan por realizar sus compras a través de internet, un fenómeno que está viviendo un auténtico boom. Aunque cada vez la información de los compradores es mayor, no está de más recordar algunos consejos para realizar las compras a través de la red y poder disfrutar así de unas felices fiestas.

Estas son las recomendaciones que desde Procesia consideramos que siempre hay que seguir a la hora de comprar en internet.

  1. Actualiza tu dispositivo: lo más recomendable es tener al día el antivirus (esto te evitará futuras molestias en la recepción de correo spam, por ejemplo). La captación de datos bancarios o la entrada de virus son otros problemas que no debes descartar.
  1. Si es posible, compra desde casa. Las redes públicas no son un buen aliado a la hora de tratar datos tan confidenciales. 
  1. Desconfía de las redes sociales. En muchas ocasiones suelen ser el lugar perfecto para ubicar anuncios fraudulentos.
  1. ¡Alerta pishing! En las semanas previas a las fiestas navideñas se dispara el envío de correos que tratan de suplantar tu identidad y te pueden dejar vacía la cuenta bancaria. Si quieres comprar o hacer una donación, algo que también aumenta en estas fechas, comprueba las direcciones web de los sitios en que vas a llevar a cabo la acción.
  1. Compra siempre en sitios de confianza. Si ya has comprado en un site y la experiencia ha sido positiva, debes considerar que tiene muchos puntos ganados. En caso contrario, si la tienda te despierta dudas, un rastreo en los buscadores, redes sociales y foros en busca de información puede servir para despejar algunas. Respecto a consideraciones más concretas, no debemos comprar en una tienda on line si:
    1. No facilita información básica de la empresa como la dirección, el CIF, quiénes son, dónde tienen domicilio fiscal, etc. Si tienes que reclamar a alguien, debes saber a quién dirigirte. La información básica, como los Términos y condiciones, Política de privacidad,… también debe constar de forma clara.
    2. Si la dirección web no empieza por HTTPS y no muestra un candado en la barra de direcciones. Esto garantiza que la información que se transmite esté cifrada.
    3. Ofrece varias formas de pago y realmente solo acepta la tarjeta de crédito. Debes poder escoger el método para finalizar la compra.
    4. No informa sobre la política de envío y devolución de forma clara.
  1. Desconfía de las gangas y sitios con descuentos extremos. Los portales que ofrecen precios alejados del coste real del producto o cuyo precio inicial está muy alejado del que vas a pagar finalmente, normalmente suelen ser focos de problemas.

Por el contrario, si un portal ofrece el servicio de atención on line, siempre será una muestra de confianza a la hora de realizar una compra. Asimismo, algunos site disponen de sellos de confianza en una muestra más de esta hacia sus clientes.

Dicho esto, desde Procesia os queremos desear una ¡Feliz Navidad!