Procesia

20.10.2020 / Noticias

Procesia colabora en la primera Guía de Teletrabajo adaptada a la normativa más reciente

Procesia colabora en la primera Guía de Teletrabajo adaptada a la normativa más reciente

La compañía ha elaborado el punto 2.2 sobre Ciberseguridad y Protección de Datos en el documento del Consejo General de Graduados Sociales

«Ninguna herramienta es capaz de sustituir al sentido común a la hora de gestionar la información». Esta es quizás la máxima que deben aplicar todos los que han debido cambiar en los últimos tiempos su rutina laboral habitual, desarrollada en el centro empresarial, por el trabajo en casa. De hecho, así lo recoge la Guía del Teletrabajo que, liderada por el Consejo General de Graduados Sociales, ha contado con la colaboración de Procesia.

Esta es la primera guía adaptada a la normativa más actual, el Real Decreto Ley 28/2020 de 22 de septiembre de Trabajo a Distancia. De hecho, así lo recoge en el propio documento en su título: Todo sobre la Ley de Trabajo a Distancia.

En ella, Procesia, compañía experta en protección de datos y en garantizar entornos seguros para cualquier tipo de actuación que se realice en red, ha elaborado concretamente el punto 2.2 Ciberseguridad y Protección de Datos. Junto a la firma han participado en la redacción las empresas Antea Prevención y ApprevenirT (para todo lo que se refiere a riesgos laborales y salud) y Wolters Kluwer (por su contribución en el apartado de conectividad y cloud y su colaboración técnica en el diseño).

En cuanto a las recomendaciones que la guía recoge para implantar el teletrabajo de forma segura, son «muy eclécticas», destaca María Cumbreras, Consultor senior del área de Seguridad y Compliance de Procesia y la persona de la compañía que ha participado en el proyecto. «La mayoría son propuestas muy sencillas, que puede utilizar todo el mundo, no solo los graduados sociales; aunque también aportamos soluciones a los técnicos de las empresas», apunta.

Los descuidos, causa de problemas

Y es que la mayor parte de los consejos van dirigidos a los usuarios. No en vano, como la propia guía señala, los descuidos y errores personales están detrás de muchas fugas de información. Aunque no hay que descuidar los virus o los ataques de malware, un primer paso para garantizar un entorno laboral seguro sería “no haga en casa lo que no haría en la oficina”, señala Cumbreras.

Además, como apunta el documento y destaca la experta de Procesia, «no solo la empresa es responsable del tratamiento de los datos, sino que los empleados son pieza clave en el tratamiento adecuado que se hacen de estos datos, representan las manos y los ojos de la empresa; por eso también se aportan consejos y soluciones para ellos».

Junto a la guía, también se han elaborado dos formularios que pueden servir de plantilla para poner negro sobre blanco el acuerdo entre los graduados sociales (o cualquier empresa) y sus empleados para desarrollar la labor habitual en casa. «La regulación del teletrabajo tiene que hacerse por escrito mediante un contrato, tal y como recoge el Real Decreto ley», resalta Cumbreras. Asimismo, está previsto que la guía siga actualizándose a la par que la legislación.